martes, 26 de enero de 2016

Liberando los pensamientos negativos

Me había logrado contener durante casi media hora. Pero cabal en el momento en el que el instructor nos instaba, con voz de monje tibetano, a que expulsáramos de nuestra mente todos los odios y pensamientos negativos, mi gripe se empoderó y me hizo estornudar tan fuerte, que uno de mis pensamientos más verdes y pegajosos se quedó adherido a la punta de su nariz. Salí corriendo avergonzada. Antes de salir para siempre de su clase, lo volteé a ver. Creo que me miraba con odio


martes, 19 de enero de 2016

Nada nuevo bajo el sol

Por Tania Hernández

Mario se sienta en el sofá a la par de Damiana, agarra el control y prende la televisión.

- ¿Cómo te fue hoy?
- No muy bien. Muy poco trabajo.
- ¿Nada interesante que contar?
- Nada.

Mario cambia de canales, buscando algún programa interesante. Después de pasar varias telenovelas y teleshopings, por fin encuentra una película de acción.

- Te vi saliendo de un motel por la Roosvelt.

Él se sonroja sin voltear a mirarla.

- Cierto, llevé a unos clientes y los llegué a recoger cuando terminaron.
- Unos clientes...en taxi...ajá...

Mario se da cuenta que la película que están viendo la habían pasado ya la semana anterior.

- ¿Ves? – dice señarlando al televisor – Todo es igual. Todo se repite. Como hoy. Como siempre. Como aquella primera vez que fuimos tú y yo, ¿te acuerdas? La pareja que llevé hoy también... Fue una sensación muy extraña. Él salió del trabajo, ella lo espera a la vuelta para que los demás compañeros no los vean salir juntos. Ella llevaba una falda azul y una blusa que se podía abotonor y desabotonar y que dejaba entrever su sostén blanco. Él, nervioso, sudaba colonia por todos los poros... Me acuerdo cómo fruncías la nariz cuando te fui a recoger al restaurante, que quedaba a dos cuadras del predio.

Damiana frunce la nariz y luego el ceño. Sería una buena oportunidad para decirle a Mario que cambie de una vez ese maldito perfume. En el televisor, los amantes se abrazan y se tiran juntos a la cama. Mario agarra el control con impaciencia, pero no cambia de canal. Damiana se acurruca en una esquina del sofá, alejándose de Mario.

- Te llamé y no me contestaste.
- Sí, dejé el celular en la casa.
- Muy oportuno – piensa Damiana en voz baja, y luego dice en tono de reproche - hoy es nuestro aniversario.
- Ahh, lo siento.

En el televisor los amantes se vuelven a vestir.

- Cuando te llamé iba camino al restaurante en donde me pasaste a recoger aquel primer día. Ahora es un restaurante de lujo. Pensaba invitarte a cenar con el bono que me dieron en el banco. Llamé a Juancho para que me llevara. Al verme llorar me convenció que volviera casa. No me cobró el viaje. Dijo que era porque es amigo tuyo y porque ese era su regalo de aniversario. Al despedirnos, me abrazó y me dijo que no lo tomara a la tremenda y que había que celebrar de todas maneras. En el tono de sus palabras sentí que había lástima. Odio que me tengan lástima.

Damiana vuelve a fruncir la nariz, ahora recordando el perfume y el olor intenso del sudor de Juancho. Mario no sabe qué decir. Se levanta del sofá y va al dormitorio a buscar el celular que dejó olvidado en la mañana. Se vuelve a sentar y busca el historial de llamadas. Hay cinco llamadas perdidas de Damiana. En el televisor los amantes huyen de la policía en un descapotable. Sus perseguidores les dan alcance y los matan. En cuanto empiezan los créditos Mario apaga el televisor.

- Podemos ir el fin de semana a celebrar, si quieres.

Damiana lo mira a los ojos y se desabrocha la blusa. Él se acerca sin ganas y le besa los pechos sobre el sostén blanco. Aparte de los perfumes de siempre, encuentran las huellas de nuevos cuerpos en las pieles, tantas veces recorridas. Eso los excita, como siempre que salen a buscar olores nuevos. Se besan, se acarician, se muerden, se aprietan y, con rabia y deseos renovados, (re)hacen violentamente el amor.




martes, 25 de agosto de 2015

Caza de citas

"La belleza verdadera está en los interiores" – escuchado en una tienda de lencería.

"Haz bien sin mirar a quien" – jingle para la colección de antifaces "50 sombras"

"Lo que no se mata, engorda" - anuncio de espermicida

"El que quiere celeste que se vaya a otro lado" - dicho en una tienda de feliches latex.

"La brevedad es la hermana del talento, o qué hacer cuando el tamaño sí importa." – contaportada de un libro de magia.

"Al mal polvo evitar la risa." – consejo tibetano

"Nadie muere por amor, si dice la palabra clave a tiempo." – dicho en la escena s/m

"Para gustos los colores." – leyenda bajo los condones con sabor.

"Haz con los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti" – cuadro colgado en un club de swingers.

"La segunda venida está cerca" - leído en la etiqueta de un aceite para masajes íntimos.

"No hay cuarto malo" - propaganda de un motel temático.

"Nunca entregues las llaves de tu corazón, ni las de tus esposas." - reglas de un juego de cama.

"La mujer imprudente lo enseña todo, la virtuosa deja algunos juguetes para después."

jueves, 13 de agosto de 2015

Frases para días fresas


"Si lloras por no ver el sol, las lágrimas te correrán el maquillaje"

"A mal tiempo - waterproof"

"Donde una puerta se cierra, tu monstruo consumidor se queda viendo la vitrina"

"Si la vida no te sonríe, es porque ya le pusieron botox"

"Hay muchos caminos hacia la cima de la montaña, y todos son difíciles si llevas tacones"

"Es más fácil ver la paja en el ojo ajeno, que quitarle la basurita a tus lentes de contacto"

"Haz de tu vida un sueño, si quieres, pero recuerda desmaquillarte antes de dormir"

"La vida es cambio, o sea, ya es hora de que te cambies de look"

sábado, 21 de febrero de 2015

La ilusión de la comunicación

Aquiles nunca alcanzará a la tortuga. Para ello tendría que recorrer la distancia a través de todos su prejuicios, y ellos, como ya supo explicarlo Zenón, son infinitos.

jueves, 12 de febrero de 2015

Cuerpos, relatos eróticos por mujeres



Este sábado se presentará el libro "Cuerpos - Relatos eróticos por mujeres". 40 relatos de autoras guatemaltecas. Están cordialmente invitados.

FyG Editores

Lugar:  Centro Cultural de España en Guatemala, 6a avenida 11-02 zona 1 2o. piso

Fecha: 14 de febrero

Hora: 7 pm


De contraportada: El deseo es como el mar, está en perpetuo movimiento. Algunas estamos tan acostumbradas a él, que se convierte en una presencia constante que –con los estímulos apropiados, en soledad o en compañía– puede convertirse en un oleaje impredecible, en una tormenta o en una de esas noches de calma, de agua cosquilleante.

En Guatemala existe un vacío grande en la narración erótica escrita por mujeres. Este libro, largamente gestado, quiere contribuir a llenar este vacío con una recopilación de relatos eróticos escritos tanto por autoras consagradas como por autoras que irrumpen por primera vez en la literatura. Son relatos escritos desde diferentes miradas femeninas y, por ello, enormemente diversos en su narrativa y abordaje del erotismo y la sexualidad, relatos llenos de matices. Quizás por ello, es fácil reconocerse en alguna voz, en algún gesto, en algún paisaje.


Contenido:

Prólogo. Silvia Donoso López

Ester / Tania Hernández
Servicio de sexo / Silvia Donoso López
El orgasmo perfecto / Elizabeth Rojas
Afuera sólo había silencio / Josefina Rosito
Caricias para Beatriz / Ana Fortuny
A 22 mil pies de altura / Carolina Escobar Sarti
Resurrección / Lorena Flores Moscoso
Antropofalocentrismo o de los problemas de enamorarse de hombres con vergas raras / Ana Escoto
El amor... / Nicté Walls
Cougar tales / Patricia Cortez Benfeldt
Al otro lado de la pared / Lorena Medina
Hola / Nicté Walls
Algo sobre Onetti, la noche y el trópico / María Luarca
Camión de asaltos / Ana Lucía Sarg Hernández
Cien violines / Ana María Jurado
Desde la ventana / Carol Zardetto
De los problemas de enamorarse de músicos con nombres rusos / Ana Escoto
Crisis oportuna / Famny Zulema Martínez Martínez
Mi encuentro con Erzébeth Bathory / Nadya González
El cielo o el infierno / Ana María Jurado
El hombre de acero / Denise Phé-Funchal
El éxtasis de la santa / Alejandra María Osorio Morales
Tu marido nos observa / Vanessa Núñez Handal
Love madness / Marilinda Guerrero Valenzuela
Pasa en todos los bosques todas las noches / María Luarca
El gas / Liliana Espinoza Núñez
En la esquina, bajo la luz / Patricia Fernándes
Weekend del amor / Ilka Oliva Corado
Una noche en la habitación de los espejos / Claudia Valenzuela
Laura y la Prudencia / Valeria Cerezo
Diciembre / María Olga Fernández
El helado / Tania Hernández
El periódico / Denise Phé-Funchal
Empezar a vivir / Rosset Matías
Espejos / Vanessa Núñez Handal
Susurros / Valeria Cerezo
Mi amante desierto / Mónica Harvin
El calzoncito rosado / Ana Escoto
Xamán / Tania Hernández.
 

viernes, 22 de agosto de 2014

Licencias de propiedad intelectual y derecho a la participación cultural


Vuelvo a llevar un curso en Ártica, esta vez sobre "Políticas públicas y gestión de lo común".
El primer ejercicio es encontrar ejemplos de cómo la propiedad intelectual puede afectar la participación en la vida cultural pública. Pienso que estos son dos ejemplos de cómo la defensa de la propiedad intelectual y las licencias prohibitivas pueden afectar la participación en las tradiciones culturales de los pueblos originarios:

1) El caso de la utilización de un licor hecho en casa, llamado cusha, utilizado para ceremonias religiosas:

"Referente a la aplicación de la ley, la atención al reconocimiento del derecho a la propia cultura, espiritualidad, valores y prácticas sociales encuentra su base legal en el Convenio 169 y en la Constitución y constituye un compromiso de los Acuerdos de Paz.
Los avances que han habido en el último tiempo en el seno del Organismo Judicial en respetar y hacer respetar la espiritualidad y culturas indígenas, se manifiestan ya en sentencias concretas que sientan bases para la jurisprudencia nacional.

Así en 2003 el caso “Cusha”(Santiago de Atitlán) llamó la atención en que se utilizó por parte de la defensa el peritaje cultural como anticipo de prueba, en base a los artículos 225 del Código Procesal Penal y del Artículo 5 del convenio 169 de la OIT. El peritaje fue realizado por un sacerdote maya y estableció el uso ceremonial en prácticas religiosas de la cusha, por lo que el fiscal y el defensor solicitaron el sobreseimiento del caso por falta de mérito, citando el artículo 8 del Convenio 169 de la OIT, lo que en la resolución del Juzgado de Primera Instancia Penal fue ratificado."

2) El caso del pom, una especie de incienso también utilizado en las ceremonias indígenas:

"Otro caso conocido es el caso “Pom” de Santa Lucía Utatlán. Entre fines del 2001 y principios del 2002, unas tres personas iban cargando 3 costales de pom y los paró la PNC  [policía nacional civil], no tenían licencia para trasladar el recurso de un lado a otro, el mismo fue decomisado y ellos llevados presos. El pom era para una ceremonia maya que iban a realizar en Cobán, Alta Verapaz. La PDH intentó mediar ante el Juez. Finalmente salieron libres pero no se les devolvió el pom. El Juez de Paz les pedía la patente de comercio. "

Tomado de: http://www.acnur.org/biblioteca/pdf/6903.pdf?view=1

Lo nuevo que está por verse, es cómo afectará la vida y la cultura tanto la maya como la mestiza, con la llamada Ley Monsanto que pretende dar prioridad a los vegetales genéticamente alterados, defendiendo para ellos los derechos a la propiedad intelectual. ¿Cómo se verá afectada una cultura basada en el consumo del maíz, tanto en la alimentación como en las ceremonias y parte de la identidad nacional, cuando se privatice el acceso a su bien común?


Explicaciones:
Cusha: Bebida fermentado, tradicional del pueblo maya, elaborada a base de maíz y otros ingredientes naturales. Utilizada generalmen te en: “a)curar enfermos, utilizado como anestesia, por los sacerdotes mayas; b) compartir en las fiestas ceremoniales y rituales...;”

Pom: Incienso ritual extraído de árboles del bosque